Beneficios de las grasas en nuestro cuerpo y organismo

El consumo de las grasas en la alimentación diaria tiene múltiples beneficios para nuestro organismo. ¡Es esencial consumirlas!

Pero primero, definamos qué son las grasas:

También conocidas como lípidos, son la fuente de calorías más densa que requiere el cuerpo humano. Se encuentran principalmente en alimentos de origen animal y vegetal y cumplen diversas funciones como:

  • Proteger los órganos.
  • Aislar el frío.
  • Transportar las vitaminas A, D, E, K (vitaminas liposolubles).
  • Aportar ácidos grasos esenciales.
  • Formación de hormonas como el estrógeno, la progesterona y la leptina.
  • Producir moléculas del sistema inmune las cuales ayudan a la protección de infecciones por virus o bacterias.
  • Contribuir al desarrollo de las funciones cerebrales.
  • Ayudar al aprendizaje, concentración y mantenimiento de la memoria.

Del mismo modo, las grasas en nuestra alimentación diaria aportan energía, es lo que conocemos como calorías, pero se debe tener presente cuáles consumir y cuáles evitar.

 

Familia cocinando

¿Cuáles grasas debo consumir?

Todas las grasas son saludables si se consumen en la cantidad adecuada y de forma moderada. Se dividen en las de origen vegetal y animal.

En los siguientes alimentos puedes encontrar grasas de origen vegetal:

 

 

Aceite de girasol

Aceite de girasol

Aceite de oliva

Aceite de oliva

Aceite de canola

Aceite de canola

Aceite de coco

Aceite de coco

Semillas de chía

Semillas de chía

Nueces

Nueces

Maní

Maní

Aguacate

Aguacate

Almendras

Almendras

Linaza

Linaza

Por otro lado, las de origen animal están presentes en:

 

El pescado

El pescado

El huevo

El huevo

El pollo

El pollo

Carne de cerdo

Carne de cerdo

Algunos cortes en la carne de res

Algunos cortes en la carne de res

Nota:

Recuerda que el 20 y el 30 % de las calorías que necesitamos a diario debe provenir de las grasas.

Aclaremos los mitos:

  1. El consumo de grasas NO provoca aumento de peso. Al contrario, los alimentos ricos en grasas generan una sensación de satisfacción la cual nos impulsa a comer menos.
  2. NO está bien eliminar las grasas de la alimentación diaria. Esto hará que el metabolismo se vuelva lento y el organismo comience a generar reservas, lo que hace que el cuerpo aumente más grasas de las debidas.
  3. La ausencia de estas también puede provocar cansancio, irritabilidad y tristeza debido a que altera algunos sistemas hormonales. NO todas las grasas son malas para la salud. Las grasas saturadas e insaturadas se encuentran en los alimentos de forma natural y no hacen daño a la salud.

Un estilo de vida saludable y un consumo balanceado de grasas en la alimentación diaria es de vital importancia por la cantidad de beneficios que aportan.

 

Mujer aderezando ensalada