La repostería y las grasas: una deliciosa combinación en la pastelería Marie Antoinette

¿Salita de té, pasteles? ¿Acaso existe un mejor plan para pasar un momento tranquilo de charla y anécdotas con los amigos? Pues Catalina Muñoz, chef y dueña de la pastelería Marie Antoinette, nos cuenta su historia de amor y química por la pastelería que lleva ya más de 6 años. Así mismo, ella nos revela por qué las grasas son tan importantes e indispensables en todos los procesos y preparaciones de repostería y por qué según sus propias palabras: “una torta sin grasas, es como comerse un pedazo de papel”.

Te invitamos a disfrutar de este divertido entremés con Catalina y a preparar el siguiente desayuno, ideal para compartir con los amigos:

 

Desayuno: preparación para 20 personas

Para el salpicón

Ingredientes:

  • 1 piña
  • 1 papaya
  • 4 mangos
  • De 12 a 15 naranjas

Preparación:

Cortar las frutas en cuadrados de más o menos de 1 centímetro. En un bowl o recipiente hondo, exprimir las naranjas y agregar la fruta. El siguiente paso es refrigerar mínimo por una (1) hora para macerar la fruta y así puedan soltar todo su sabor.

Para las migas paisas
(arepas fritas con huevo)

Ingredientes:

Preparación:

Para esta receta tradicional debes cortar las arepas en unos triángulos de 2 centímetros. En ese mismo momento se pone a calentar el aceite y una vez caliente, se fríen las arepas hasta que tomen un color doradito y estén crujientes. De inmediato se debe sofreír la cebolla y el tomate para lograr un guiso clásico. El paso a seguir es batir los 30 huevos en un bowl, agregar las arepas fritas y mezclar muy bien. Por último se agrega el guiso a la mezcla para preparar los huevos revueltos al punto de tu preferencia (mojados o secos) y servir las porciones para disfrutar.

Para el postre de fresas

Ingredientes:

  • 2 kg. de fresas
  • 150 ml. de miel
  • 1 Litro de crema de leche

Preparación:

Primero que todo, hay que lavar y limpiar bien las fresas. Una vez realizado este proceso, llevar las fresas a un recipiente hondo, agregar la miel, mezclar y refrigerar por una 1/2 hora. Para la crema de leche, debemos batirla un poco para que tome aire y una consistencia muy similar a la crema chantilly. Para terminar, sirve las fresas en las porciones deseadas y agrega la crema de leche al gusto.

Como puedes ver, es un receta muy completa y muy fácil de preparar, perfecta para una mañana soleada de domingo. Solo resta llamar a los invitados y a ¡disfrutar!